Enter your keyword

Me Buscas...

siguenos en facebook siguenos en Twitter

jueves, 7 de abril de 2016

Avance Capítulo 2 ¨ LUCAS

Mientras admiraba el paso de la gente por la ciudad su mente no dejaba de dar vueltas, se sentía pletórico por su retorno pero a la vez tenía miedo de que fuera demasiado tarde.
Se dirigía a ver a Elizabeth, no tenía ni idea de que era de Chloe, cuando llego llamo a su teléfono, el número ya no existía, sentía una fuerte opresión en su pecho si Chloe había rehecho su vida él no la molestaría pero en el fondo de su alma esperaba que eso no fuera así.
Aparco el coche en el mismo centro de Loop donde Elisabeth tenía su restaurante, no la había llamado para no avisar de su presencia, quería enfrentarse a Eli de sorpresa, así si le ocultaba algo sobre Chloe, él lo sabría.
Avanzó con paso firme en dirección al local aún era temprano y no estaría abierto pero él recordaba perfectamente cómo acceder por el callejón de la parte de atrás que daba directamente a la cocina donde esperaba encontrar a Eli entre los fogones.
El local subió como la espuma y él recordó cómo la mujer trabajo horas extras para que eso sucediera, ella no dejaba nada al azar y aunque se podía permitir el lujo de contratar a un chef ella misma seguía encargándose de eso, era su esencia y ese pequeño restaurante su hogar.
Cuando llegó al callejón la vio discutir con uno de los proveedores, tenía un carácter de mil demonios, era una mujer pequeñita con unos quilos de más por su pasión a los dulces y no se dejaba intimidar por nadie ni nada.
En un breve momento noto como ella lo miraba y aunque el brillo de sus ojos reflejaban rabia, Lucas avanzó hacia ella, no le sería fácil y lo sabía.
Al llegar a su altura Eli estaba despidiendo al proveedor con una sonrisa en los labios y recordando que si no cumplía su promesa dejaría de proveer a su restaurante.
El hombre se marchó echando una mirada inquisitiva a Lucas, ella simplemente le indico con la mano que la siguiera, su semblante era serio.
Lucas la siguió mientras oía a su corazón galopar dentro de su cuerpo le daba la sensación que en un momento u otro saldría disparado de su pecho.
Eli lo llevó hacia su despacho, seguía en silencio mirándole de vez en cuando y negando con su cabeza, se sentó en su mesa y le señaló una silla para que él tomara asiento.
_ No pensaba volver a verte nunca más _ le dijo con sarna.
_ Pues lo siento por ti, pero aquí estoy.
_ Ya veo Lucas, ¿ Que quieres? _ Le dijo mientras evitaba su mirada y ponía orden a los papeles que tenía encima de la mesa.
Lucas se removió incómodo en su silla ya no era el mismo hombre déspota de hacía unos años, le costaba iniciar una conversación con esa mujer porque sabía que en el fondo ella tenía toda la razón de odiarlo, hizo daño a su mejor amiga y la última vez que ella lo vio no acabaron muy bien las cosas entre los dos.
_ Se que nuestro último encuentro no fue agradable, pero no he venido para pelear Eli _ le dijo intentando tranquilizar los ánimos de la mujer a la cual parecía salirle humo por las orejas.
_ No lo fue, Lucas, pero no creo que estés aquí por eso.
_ Necesito saber donde esta Chloe.
Fue nombrar el nombre de su amiga y la mujer se levantó de golpe cayendo todos los papeles que había ido apilando con tanto esmero, miró a Lucas con dolor.
_ Ella no esta _ fue lo único que le dijo.
_ ¿Qué quieres decir? _ dijo Lucas que perdía la paciencia por momentos.
Eli tomó asiento al lado de la silla vacía de Lucas, miró hacia él como si no le conociera.
_ Has cambiado _ sonaba más afirmación que ha pregunta.
_ Cuatro años de culpa, son muchos años Eli
_ Lucas no se que decirte, no me relaciono con Chloe, hecho a todo el mundo de su lado, vendió la casa y desapareció, al año me enteré que había montado una empresa de diseño, es una de las ejecutivas más frías y duras del Loop, la llaman ”la princesa de hielo”.
Agarró la mano de Lucas mientras la miraba incrédulo, su dulce Chloe, que había hecho con ellos, ninguno de los dos era la misma persona.
No soportaba la idea de que Chloe no fuera ya la misma, según le contó Eli, estaba centrada en su negocio era una mujer inaccesible solo la relacionaban con las altas esferas aunque pocas veces se le veía en fiestas ella asistía a los eventos de promoción de su empresa y poco más.
Eli le dijo donde estaba situada su empresa en el Loop, el distrito financiero de Chicago era un hervidero de gente trajeada y mujeres hermosas, paro el coche y levantó la vista donde estaban las oficinas de “ Chloe´s Desing “ él siempre tuvo claro que si utilizaba su carrera de empresariales llegaría lejos, era una mujer inteligente.
Supo que no podría aún presentarse delante de ella, si había cambiado su vida de esa manera y era tan inaccesible sería por algo, tendría que investigar un poco como era ahora su vida para acercarse de manera adecuada.
Necesitaba recuperar el corazón de esa mujer y no desistir a no ser que ella misma se lo dijese.
Cogió otra vez su Dodge esta vez para dirigirse al Mercy necesitaba ver a Sam, hablar con ella, siempre lo aconsejaba correctamente.
Lucas no podía quitarse de la cabeza el apodo por el cual hacían referencia a la mujer que amaba.
_ ¨la princesa de hielo¨ _ musito
Él no la recordaba así, sus últimas semanas con ella había sido el mejor recuerdo que su mente albergaba, las imágenes se sucedían en su mente, recordaba como Chloe cocinaba en su apartamento, como su risa inundaba la estancia, él la recordaba sencilla, risueña,alegre nada que ver con la imagen que daban de ella.
_ Cuatro años te han cambiado, mi amor _ Pensó, la culpa embargaba su corazón.
Entró en el Mercy decidido a buscar a Sam, preguntaría por ella en emergencias aún trabajaba allí.
Se acercó a la recepción para que la avisaran de su visita, la enfermera estaba hablando por teléfono y le indico con la mano que esperase un momento, Lucas se movía nervioso por la estancia, oyó un leve grito a su espalda, al girar vio una extrañada Sam sonriendo, se abalanzó a sus brazos.
_ ¡ Lucas! ¿Cuando has llegado a la ciudad?. _ Sam era una mujer fuerte, le rodeaba con sus hermosos y fornidos brazos mientras una risita emanaba de sus labios.
_ ¡ Sam ! Suéltame mujer, me vas asfixiar.
Sam le soltó mirándole incrédula como si tuviera delante de ella un fantasma.
_ ¿ Puedes tomar un descanso? _ le pregunto ansioso, para él era una hermana mayor, alguien que siempre le aconsejaba con cariño.
_ Por ti, claro que si, cariño, vamos a la cafetería.
Se dirigieron a la cafetería mientras ella colgaba orgullosa de su brazo, sabía que sus compañeras ahora mismo estarían muertas de envidia, Lucas era un hombre muy atractivo, fuerte con hermosos ojos entre miel y verdosos, pelo castaño con rasgos marcados y una barba de días que aún marcaba más sus orígenes latinos.
Lucas la observaba risueño, esa mujer de no más de metro sesenta, redondita, cariñosa se ganó su corazón años atrás cuando lo atendió de una herida de bala en un enfrentamiento de una detención, después de eso se hicieron inseparables, incluso le consiguió un apartamento donde ella vivía.
A Sam le gustaban las mujeres y ella siempre le hacía cabrear diciéndole que pasaría a Chloe al lado oscuro, recordar otra vez a Chloe le hizo entristecerse.
_ ¿ Que pasa mi latin lover ? _ Lucas resoplo odiaba ese mote, pero a ella le encantaba.
_ Tienes que ayudarme Sam
_ Ven cariño, vamos a sentarnos _ le dijo Sam a ver que Lucas no tenía humor para bromas.
Lucas le explico a Sam con pelos y señales todo lo que le había contado Eli de Chloe, ella le observaba con la boca abierta, tampoco podía creer que aquella mujer la denominada ¨princesa de hielo¨, fuera la misma persona que ella conocía y no entendía ese cambio. Sam recordó las semanas después de la marcha de Lucas como Chloe iba al apartamento de Lucas y se la encontraba llorando en su puerta, más de una vez la había tenido que consolar, ella misma le dijo que le diera tiempo, que él la amaba, pero que la culpabilidad carcomía su alma.
Aunque Lucas quería pasar más rato con Sam ella tuvo que irse por una urgencia, decidieron verse más tarde en el apartamento.
Lucas cogió su Dodge y se dirigió a su apartamento, se daría una ducha, más tarde comprobaría por internet la empresa de Chloe, a lo mejor sacaba algo en claro.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Popular