Enter your keyword

Me Buscas...

siguenos en facebook siguenos en Twitter

lunes, 1 de agosto de 2016

Tardes de Agosto







¿Qué haces en una tarde calurosa de verano?
¿Con quién sueñas entre sábanas húmedas por el calor que tu cuerpo desprende?
Yo te lo cuento:
Calor, hace mucha calor. La ya típica tarde de Agosto, quiero recuperar el sueño que anoche en desvelos perdí.
Dormir, eso intento. En la habitación la ventana está abierta y la persiana bajada para evitar que los rayos de sol sofoque aún más el ambiente.
Mi cuerpo yace encima de mi lecho completamente desnudo, así lo decido cuando las ropas se pegan a mi piel por la exudación que me invade.
Cierro los ojos, mi cuerpo da vueltas y vueltas sobre las sábanas.
¡Imposible! Este calor no me provoca dormir.
Enciendo mi móvil y leo un mensaje tuyo. Ummmm; estás tan agobiado por este calor como yo.
¡Y cachondo!
Es uno de nuestros juegos cuando tienes que viajar por trabajo y la lejanía impide que tus manos acaricien mi piel; jugamos a que tú eres el que me toca, mientras son mis manos las que recorren mi cuerpo y al revés…
Empiezo a enviar mensajes, fotos nuestras que nos hacemos cuando estamos juntos; a cuál de ella más excitante o provocativa.
Empiezas a responder con premura.
 ¿Estás excitada cariño?
A lo que te respondo:
Siempre, por ti.
Entre medio de nuestra ardiente conversación sigues jugando a enviar fotos nuestras mientras me dices:
¿Estás húmeda?
Muy mojada, amor.
¿Quieres sentir mi lengua en tu sexo?
Quiero
¿Y que juegue con tus dulces pezones?
Ohhhhh, siiii...mmmm
La conversación va adquiriendo ese tono caliente y excitante que nos obliga acariciar nuestros cuerpos, aún estando en la lejanía; nos sentimos. Siempre.
Así puede ser una tarde calurosa de verano.
Así por lo menos es una tarde de verano con mitad.
Así sentimos.
Así nos dejamos llevar.
¿Como son tus tardes?
¿Son también perversas?

En una tarde cualquiera de Agosto…
Entre sábanas y pensándote me corro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Popular